CULTURA DE  REINO: EL SOSTEN DEL AVIVAMIENTO

Para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales, conforme al propósito eterno que hizo en Cristo Jesús nuestro Señor, Efesios 3:10-11.

 

Introducción:

El desafío que tiene la iglesia hoy es colonizar nuestra generación, no con religión sino con una cultura de Reino. La cultura es una de las fuerzas más poderosas que rige la vida del hombre. Es una fuerza conductora que mueve familias, iglesias y sociedades. Cultura es aquello que creemos sin debatirlo, es un convencimiento de una creencia que no se confronta ni se argumenta, porque es el lente por medio del cual interpretamos la vida. Cultura es también el culto que nos lleva a entregarnos incondicionalmente a hábitos y costumbres que muchas veces son paganas, pero que se honran no importando lo que Dios opine. Esta tiene la capacidad por su composición de tradiciones y costumbres que tienen tanto poder e influencia que nos puede engañar a  levantarnos contra Dios convencidos que le estamos sirviendo pero realmente nos estamos oponiendo a Él. Podemos llegar a neutralizar la palabra y la instrucción divina por aquella mentalidad y cultura que hemos recibido, aprendido o heredado.

El Diccionario de la Real Academia Española define la cultura como: “conjunto de Modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época”, y otra definición es Conjunto de las manifestaciones en que se expresa la vida tradicional de un pueblo.

Hoy es imperativo que Nosotros sepamos vivir bajo la cultura del Reino de los cielos, pero dentro de una sociedad que tiene sus propias costumbres.

Jesús llamo a sus Doce líderes, los llamo Apóstoles. Este nombre lo tomo prestado de los romanos, que en días gobernaban a los judíos. Los apóstoles eran generales romanos encargados específicamente de reformar la cultura de las naciones que habían conquistados. Ellos enseñaban a que los pueblos el estilo de vida romano, sus leyes y sus costumbres. Ese imperio entendió que a menos que pudiera instaurar la cultura romana en medio de estos pueblos no podrían mantener su dominio sobre los mismos.

Para que la manifestación del dominio del Reino de Dios en la tierra nosotros tenemos la responsabilidad, ya que poseemos toda  la investidura de Embajadores de parte del Rey de reyes, de establecer su cultura en el ámbito que conquistemos para su gloria. ¿Cómo lo haremos?

 

  1. CON LA SABIDURIA CREATIVA DE DIOS

La sabiduría y la creatividad son tópicos en la biblia que están bien relacionados. De hecho la creatividad es una manifestación de la sabiduría en un contexto de excelencia. Proverbios 8 habla sobre  de la sabiduría como si fuera una persona y dice que acompaño a Dios en la creación de todas las cosas, es por eso que la sabiduría y la creatividad nunca deben separarse de la mente del hijo de Dios, pues son las herramientas esenciales y necesarias para completar nuestra tarea de ser testigos eficientes a los perdidos. La sabiduría es la que hace que nuestro papel en este mundo les sea atractivo. Aunque la mayoría del cristiano le asigna un gran valor a la sabiduría, no igual le dan la importancia a la creatividad, sin embargo es la creatividad que demuestra la presencia de la sabiduría. Más la sabiduría es justificada por todos sus hijos (Lucas 7:35). Los 6 días de la creación fueron testigos del más maravilloso despliegue imaginable de arte y sabiduría. Dios hablo y surgieron los mundos. La luz, la belleza, el sonido y el color fluyeron juntos en perfecto acabado cuando la sabiduría estableció los parámetros de la creación en sí misma. Salomón la señala como colaboradora en ese día  Proverbios 8:29-31 Cuando ponía al mar su estatuto, Para que las aguas no traspasasen su mandamiento; Cuando establecía los fundamentos de la tierra, Con él estaba yo ordenándolo todo, Y era su delicia de día en día, Teniendo solaz delante de él en todo tiempo. Me regocijo en la parte habitable de su tierra; Y mis delicias son con los hijos de los hombres.

 

Aquí la sabiduría se le asigna el rol de “mente Maestra” por lo cual no es estoica como se le pinta con frecuencia, sino que es alegre, es eufórica por naturaleza y encuentra placer en el acto de crear. Sin embargo, su mayor delicia somos nosotros, ha encontrado en la humanidad una compañía perfecta. Nacimos para ser compañeros de la sabiduría, para vivir en esta y demostrarla mediante la expresión creativa.

 

La primera persona llena del Espíritu Santo en la biblia fue Bezaleel. Él fue llamado por Moisés para dirigir un proyecto de construcción. Éxodo 31:3-5 Habló Jehová a Moisés, diciendo: Mira, yo he llamado por nombre a Bezaleel hijo de Uri, hijo de Hur, de la tribu de Judá;  y lo he llenado del Espíritu de Dios, en sabiduría y en inteligencia, en ciencia y en todo arte, para inventar diseños, para trabajar en oro, en plata y en bronce,  y en artificio de piedras para engastarlas, y en artificio de madera; para trabajar en toda clase de labor.

 

En este pasaje vemos: diseño artístico, excelencia e invención como las características de la sabiduría. Esto era lo significaba ser llenos en el tiempo de Moisés, en el N.T agrega el elemento poder, porque ahora tenemos acceso al reino de lo milagroso mediante el derramamiento del Espíritu Santo. Este nuevo énfasis no abolió la revelación original del asunto sino que lo utiliza como fundamento sobre el cual edificar.

 

Si combinamos las dos revelaciones o elementos, nos da el resultado de hijos de Dios que anda en sabiduría y hacen contribuciones practicas a las necesidades de la sociedad; que enfrentan las imposibilidades  de la vida con la provisión de la cruz; y aportan soluciones mediante el despliegue sobrenatural de  milagros, señales y prodigios esto obrando en conjunto nos traen el balance en la manifestación del Reino.

 

Desde el ama de casa hasta el neurocirujano, desde el predicador hasta el profesor, todo tienen que ser llenos del Espíritu Santo de Dios, hasta que nos conozcan por nuestra sabiduría la cual asombrara otra vez a las reinas de saba (1 Reyes 10:1-10).

La sabiduría Divina brota de la integridad y llega a ser manifiesta a través de la expresión creativa con la excelencia como su estándar

INTEGRIDAD: Adherencia a principios éticos y morales, solidez de carácter moral; sinceridad. Una condición sólida, fuerte y perfecta.

La integridad es la expresión del carácter de Dios revelado en nosotros y ese carácter es la belleza de su perfección: su santidad. La santidad es la esencia de su naturaleza. No es algo que Dios hace o no hace; es lo que él es, y es lo mismo con nosotros, pues somos santos porque la naturaleza de Dios está en nosotros  (2 Pedro 1:4)

CREATIVIDAD: EL estado o la Cualidad de ser creativo, es la capacidad de trascender las ideas, normas, patrones y relaciones tradicionales, o algo semejante, y de crear ideas, formas e interpretaciones nuevas y significativas, y nuevos y significativos métodos

Tenemos que revelar quien es nuestro padre mediante la expresión creativa. No llegamos a ser culturalmente importantes cuando nos adaptamos o hacemos nuestra la cultura sino más bien cuando nos convertimos en modelo de lo que la cultura anhela ser.

Con frecuencia la iglesia es culpable de evadir la creatividad, porque ella demanda cambio. La resistencia al cambio en realidad es resistencia a la naturaleza de Dios. A medida que soplan los vientos de cambio, es fácil distinguir entre quienes están satisfechos y quienes están hambrientos. El cambio saca a luz los secretos del corazón.

EXCELENCIA: El hecho o la condición de excelente; superioridad, eminencia.

Excelencia es el estándar alto que establece para las realizaciones personales por causo de lo que somos en Dios, y lo que Dios es en Nosotros.

La excelencia es imposible si se carece de Pasión  Mateo 26:8 La Mujer que derrama el Perfume, David Ante el arca del pacto  2 Samuel 6:14-23.

Cuando vivimos generosamente y hacemos todo para la gloria de Dios, con todas nuestras fuerzas. Esa es la esencia de la excelencia.

 Para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales, conforme al propósito eterno que hizo en Cristo Jesús nuestro Señor, Efesios 3:10-11.

  1. IMPARTIENDO LA VIDA DE DIOS.

Al estudiar la historia de los avivamientos encontramos evidencia de una cierta repetición. Donde quiera que Dios se mueva en la vida de las personas se transforma. Las ciudades y las naciones cambian, y la gente es tocada por Dios. Ocurren milagros y sanidades, los matrimonios se restauran y los negocios prosperan. Luego el avivamiento parece morir cuando la generación que lo comenzó comienza a desaparecer.

La palabra avivamiento en realidad significa: “restauración de vida. Esta palabra la usamos comúnmente para describir el movimiento o acción de Dios en alguna área. El avivamiento ocurre cuando alguien que estaba muerto recibe nueva vida.

Cree usted que el Reino necesite ¿Avivamiento? Si se espera que el Reino cree vida y siga haciéndolo, entonces es necesario el avivamiento. Entonces no se necesita porque nunca perdimos la vida. La vida es lo que debemos impartir entonces el cuerpo de Cristo necesita tener la mentalidad de que cuando Dios crea algo, ese algo debe continuar creando vida.

Los movimientos de Dios terminaron debido a las malas decisiones de la gente. Ese es el resultado de no colaborar con Dios. Cuando colaboramos con él, las cosas comienzan a multiplicarse y generar un ímpetu espiritual. Cuando dejamos de hacerlo generalmente es el comienzo del fin.

Ejemplo: Los sistemas de Suministro eléctrico están formados por una red de cables, de estaciones y subestaciones que finalmente llevan la energía a un tomacorriente incrustado en la pared. La electricidad siempre está allí, constantemente. El asunto no es si hay electricidad sino si estamos conectados a la  red. El problema nuestro no es si Dios está o no; el punto es si estamos conectados a la fuente. El Reino siempre está aquí, en expansión.

Si podemos empezar equipar a una generación con la seguridad de la herencia a la que tienen derecho. Veremos ocurrir  algunas cosas que no hemos visto antes.

Jesús Dijo: No temas, manada pequeña, por a vuestro Padre le ha placido daros el reino Lucas 12:32.

La naturaleza del Reino de Dios ha establecido que cuando se crea la vida, esta continúa creando más vida.

Vemos que cuando Dios hablo sus palabras crearon vida y no solamente eso sino que desencadenaron un movimiento vital que no ha cesado. Como sabemos la creación ha estado reproduciéndose, ajustándose y expandiéndose desde que comenzó a existir. Durante la creación Dios dijo “sea la Luz” (Génesis 1:3), y la luz existió y sigue alumbrando. Esto nos da evidencia que Dios está en el negocio de sustentación.

  1. INVADIENDO NUESTRO ENTORNO

Se nos ha dado autoridad sobre este planeta: primero en comisión que Dios estrego a la raza humana en edén. (Génesis 1:28-29), y nos fue restaurada por Jesús después de su resurrección (Mateo 28:18); pero la autoridad del Reino es diferente a lo que típicamente algunos entienden. Es la Autoridad de liberar personas de sufrimiento y dolencia lo que destruye las obras de las tinieblas; es la autoridad de movilizar los recursos del cielo mediante la expresión creativa para suplir las necesidades humanas; es la autoridad de traer el cielo a la tierra; es la autoridad de servir.

Los principios y verdades del dominio y la autoridad del Reino son peligrosas en manos de quienes desean ejercer dominio sobre los demás, cuando estas verdades se expresan a través de un siervo humilde, hasta los cimientos del mundo son sacudidos. Convertirnos en servidores de este mundo es la clave para abrir las puertas de posibilidad que generalmente parecen estar cerradas o prohibidas.

Jesús es nuestro modelo en el encontramos la combinación perfecta para nosotros él es el Rey de reyes y el siervo de todos. Así nosotros somos a la vez miembros y siervo de la realeza (Apocalipsis 1:5; Marcos 10:45) Salomón dice que la tierra no puede soportar que un siervo reine Proverbios 30:21-22. No obstante Jesús  contradijo, sin anular, esta afirmación ya que encontramos dos cosas a la vez: Sirvió con corazón de Rey, y gobernó con corazón de siervo.

Así que: Miembro de la realeza es mi identidad; el servicio es mi tarea y misión. La intimidad con Dios es la fuente de mi vida, de  modo que para Dios soy intimo suyo. Ante la gente soy un siervo y ante los poderes del Infierno, un gobernante que no tolera su influencia.

Los Doctores Bill Bright fundador de Cruzada Estudiantil para Cristo, y Loren Cuningham, fundador de Juventud con una Misión, recibieron la misma revelación de Dios más o menos durante el mismo tiempo: hay siete principales esferas de Influencia en la sociedad que moldean la forma en que pensamos y vivimos. Estos Montes de Influencia tienen que ser invadidos por personas con Mentalidad y orientación de reino para que pueda ocurrir la trasformación de la sociedad y estos son:

El hogar, la iglesia, la educación, los medios de comunicación, el gobierno y la política, las artes escénicas, el comercio (incluida la ciencia y la tecnología).

 

«El reino del mundo ha pasado a ser de nuestro Señor
y de su Cristo, y él reinará por los siglos de los siglos.» Apocalipsis 11:15

  1. CON UNA FE INQUEBRANTABLE

No existe ningún fracaso en la fe, muchos se han desanimado porque sus sueños han fracasado. En su dolor y frustración resisten el mensaje de que un creyente tiene el derecho de soñar. “la esperanza que se demora es tormento del corazón. Pero el versículo no termina allí, y nosotros tampoco, pero árbol de vida es el deseo cumplido (proverbios 13:12.

Hay una realidad mayor: cuando las personas persiguen un sueño y no lograron realizarlo, preparan el camino para que otros que tienen el mismo sueño logren finalmente lo que buscan. Para muchos es difícil hallar consuelo en este pensamiento, pero eso es porque generalmente pensamos que todo gira alrededor de nosotros. No hay fracasos para la fe. Quienes no han podido ver sus sueños realizados, pueden recibir ánimo por el hecho de que estos prepararon el camino para otros. Ese fue el rol de Juan el Bautista.

Unos plantan, otros riegan, y otros son los que cosechan, pero todos tenemos un papel importante que desempeñar en el establecimiento del escenario para que el rey de reyes reciba más gloria.

En la década de 1920, un hombre de apellido Mallory guio una expedición que sería la primera en escalar el monte Everest. Lo intento en dos ocasiones diferentes, pero en ambas fallo. Trabajo para reunir y armar el mejor  equipo de escaladores disponibles, con el mejor equipamiento existente. Le dieron mayor atención a los detalles de su misión, especialmente a los de seguridad pero, a pesar de todos los esfuerzos, la tragedia el golpeo. Una avalancha mato a muchos de los expedicionarios. Incluyendo Mallory. Solo unos pocos sobrevivieron. Cuando estos últimos regresaron Inglaterra, se ofreció un banquete en su honor. El líder de los sobrevivientes se puso en pie para agradecer el aplauso de todos los presentes. Miro las fotos de sus camaradas que decoraban el salón. Tragándose las lágrimas, le hablo a la montaña en nombre de Mallory y sus amigos.

<< Te hablo a ti, monte Everest, en nombre de todos los valientes que viven, y de los que aún no han nacido. Monte Everest, nos derrotaste una vez, nos has derrotado una vez, nos has derrotado dos y tres veces pero algún día te derrotaremos a ti, porque no puedes ser más grande, ¡y nosotros sí!

Pastor Víctor Mendoza

Mensaje Predicado en Reino Manifiesto 2015
Centro Universitario de Tlaxcala México

Leave Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *